Alianzas

Capacitaciones

Programa de reciclaje

Empresario exitoso

Festival La Pasada

Cámara de Comercio, Industria, Turismo y Servicios de Cartago

Zona Económica Especial de Cartago
Revista Somos Empresarios
Red Bolsas de Empleo de Cartago

Nuestra historia

Desde el año 1928, la Cámara se dedicaba exclusivamente a agremiar comerciantes pero para el año 2003, la Junta Directiva decide ampliar el ámbito de acción, por lo que se agregan empresas dedicadas a las áreas de industria, turismo y servicios de la provincia.

Debido a esta acción se cambia el nombre de la Cámara de Comercio y se registra como Cámara de Comercio, Industria, Turismo y Servicios de Cartago, la cual abarca los ocho cantones de la provincia, por lo que cualquier empresa perteneciente a dichos sectores se podía asociar.

La institución busca contribuir con el desarrollo del comercio, industria, turismo y servicios cartagineses, a través de la representación de los intereses y programas de promoción para todos los asociados. Además, la Cámara pretende fortalecer la imagen del sector comercial, industrial, turístico y de servicios, incrementando las relaciones con la comunidad nacional, trabajando en temas que afectan directamente a estos sectores como lo son la competitividad, la simplificación de trámites, la reactivación del mercado, entre otros.

Actualmente la Cámara de Comercio, Industria, Turismo y Servicios de Cartago trabaja arduamente en planes y proyectos, como estudios de investigación, capacitaciones a los asociados, eventos importantes para la provincia de Cartago y para los asociados, actividades para el resurgimiento de la economía en la provincia, entre otros.

Historia de las Cámaras

Todos los países occidentales cuentan con Cámaras de Comercio. Estas Cámaras tienen una larga historia, aún sin tener en cuenta a sus precursores, como son las agrupaciones de Comerciantes de los puertos marítimos (Venecia y la Hansa). El nombre de "Cámara de Comercio" aparece por primera vez en 1599 en Marsella. Como consecuencia de las ordenanzas reales de 1701-1702 surgen Cámaras de esa clase por toda Francia, y luego, tras una interrupción provocada por la Revolución Francesa, en toda Europa occidental. Su misión principalmente era asesorar al Estado en las cuestiones económicas.

Hacia mediados del siglo 19 existen Cámaras de Comercio en casi todos los Estados del Continente, aunque no las hubiera todavía en todas las ciudades y en todas las regiones. El ejemplo francés influyó en numerosos países durante la época napoleónica, aunque adaptándose constantemente a las tradiciones nacionales.

Estructura y Organización de las Cámaras

Todas las Cámaras de Comercio de los países industrializados occidentales tienen como característica común el ser, en cuanto al fondo, una organización de empresas encaminadas a defender sus intereses comunes.

Es esencial que esa agrupación englobe a todas las ramas y todos los niveles y que sea interprofesional. Debe representar a la industria y al comercio, a los bancos, a los seguros y a los transportes, así como a los servicios sin que para ello jueguen papel alguno las dimensiones ni la forma jurídica de la empresa. Es esa la única manera de garantizar que una Cámara de Comercio sea verdaderamente representativa de la economía de su circunscripción.

Todas las Cámaras de Comercio de los países industrializados occidentales tienen como característica común el ser, en cuanto al fondo, una organización de empresas encaminadas a defender sus intereses comunes. Es esencial que esa agrupación englobe a todas las ramas y todos los niveles y que sea interprofesional. Debe representar a la industria y al comercio, a los bancos, a los seguros y a los transportes, así como a los servicios sin que para ello jueguen papel alguno las dimensiones ni la forma jurídica de la empresa. Es esa la única manera de garantizar que una Cámara de Comercio sea verdaderamente representativa de la economía de su circunscripción. Después de su representatividad, el segundo criterio esencial de una Cámara de Comercio es la estructura regional. En general, hoy existen Cámaras de Comercio en todas las ciudades económicamente importantes de un país y sus circunscripciones cubren la totalidad del territorio de este país. Esta estructura regional es necesaria para garantizar y promover el contacto directo de la Cámara con s us afiliados; sólo un marco bien delimitado puede permitirle desarrollar la iniciativa necesaria. Pero sobre todo, eso permite que se manifiesten las particularidades regionales y no se disuelvan inmediatamente en una organización global que abarque todo el territorio nacional.

Cartago